Isabel Bonig (PPCV): “La administración debe despejar incertidumbres y ofrecer seguridad”

SOS Hostelería habla sobre el futuro del sector con la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig. 

¿Por dónde deberíamos empezar para que el sector de la Hostelería pueda volver a la actividad?

En primer lugar, la realización de test masivos para garantizar la vuelta a la actividad con seguridad. Es necesario dar respuestas porque el tiempo pasa y no se puede seguir de brazos cruzados. Hay que despejar incertidumbres y dar seguridad desde la administración.

¿Cómo ve el futuro inmediato para el sector de la Hostelería?

Es necesario un plan de acción ante una situación de máxima dificultad. Es evidente que el sector turístico y el de la hostelería son uno de los sectores más perjudicados. Hay muchos ERTEs, despidos, negocios cerrados de manera definitiva… Ante esto es necesario posponer impuestos tanto locales como autonómicos y nacionales.

¿Se puede hacer algo desde los ayuntamientos?

En muchos municipios con gobiernos populares ya se ha aplazado el pago del IBI, la ocupación de la vía pública para la colocación de terrazas, o las relativas al abastecimiento de agua o vertidos de aguas residuales.

¿Y desde el Consell?

A nivel autonómico, aplazamiento en el pago de impuestos, ayudas directas y concretas a Pymes y autónomos, facilitar liquidez, anticipar las cantidades del ERTE, asumir las cuotas de los autónomos, permitir el acceso a varias ayudas al mismo tiempo y desburocratizar todos estos procedimientos haciéndolos accesibles.

¿Cree que podremos recuperar la actividad antes del verano?

En estos momentos hay una permanente sensación de improvisación, tanto en las fechas de regreso como en la falta de regulación sobre las nuevas condiciones para la apertura y la ausencia clara de medidas económicas concretas. Cuanto antes se abra, mejor para poder salvar al menos una parte del periodo estival. Pero hay que hacerlo con todas las precauciones y cambio de hábitos necesarios para garantizar la salud. Habrá que legislar para adaptarse al nuevo escenario pero con cierta flexibilidad para no poner a los negocios contra la espada y la pared. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba