La asociación SOS Hostelería anuncia que recurrirá la ley del juego ante las intituciones europeas

Fidel Molina anuncia una “dura ofensiva legal” contra la ley valenciana del juego que empezará con una petición ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.

La nueva Ley del Juego y Prevención de la Ludopatía está afectando mucho a la situación del sector del juego y también al sector hostelero.
Hoy la asociación SOS Hostelería ha organizado una jornada para analizar las repercusiones de esta nueva ley en la hostelería y el turismo de la Comunitat. Fidel Molina, presidente de SOS Hostelería ha anunciado una “dura ofensiva legal” contra la ley valenciana del juego que, según los hosteleros y sindicatos como UGT, “supone un duro golpe” a la hostelería.

Fidel Molina, ha subrayado la mala situación en la que se encuantra el sector. “En la Comunidad Valenciana. “Hay un 30% de bares que no ha reabierto sus puertas tras el confinamiento. Los ingresos de ese 70% restante se han reducido considerablemente y se preveé que en septiembre, cuando acaben los ERTE, se vuelva a reducir el número de bares operativos” ha apuntado el presidente de la asociación.

La nueva Ley del Juego valenciana, que sustituye a la de 1988, ha introducido importantes restricciones: los salones de juegos o casas de apuestas deben situarse a 850 metros de centros educativos y otros espacios vulnerables. En un primer momento la ley estipulaba el cierre de todos los bares con máquinas recreativas que estuviesen cerca de estos espacios citados, pero tras largas negociaciones SOS Hostelerias ha conseguido que solo se cierren los locales dedicados exclusivamente al sector de juego como salones de juegos, bingos o casas de apuestas.

Molina continua explicando que “los nuevos bares que se abran no se les va a poder conceder una licencia de juego” y alerta sobre ” la discriminación y la infravaloración que esto supone respecto a los anteriores abres que si que tienen licencia de juego”.
Por último el presidente de la asociación ha querido recordar que ” no hablamos de restaurantes de alta categoria sino que hablamos de bares que sustentan a familias y que dependen de esos ingresos”
La ley fue aprobada en mayo por el gobierno de izquierdas valenciano, formado por PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, a pesar de las “presiones” del sector del juego y de la oposición (PP, Cs y Vox)


Fuente: Cope

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba