El empresario que compró la sede del PSPV lidera la oposición a la ley del juego

La plataforma SOS Hosteleria, liderada por Fidel Molina (presidente de MYR Hoteles y Grupo Comatel), defiende que actualmente un 60% de los 34.000 bares y restaurantes existentes en la CV disponen de este tipo de máquinas y muchos de ellos, alrededor de un 20%, subsisten gracias a los ingresos que facilitan estas máquinas, según un comunicado enviado por una plataforma de hostelería. Molina es el empresario que compró la sede del PSPV en la calle Blanqueríes, actualmente en obras. Molina se ha convertido en la punta de lanza contra la legislación que regula el juego que está tramitando el Consell del Botánico.

Diferentes miembros de la plataforma SOS Hostelería, propietarios de bares y trabajadores de establecimientos en la Comunitat, anunciaron ayer que han iniciado una campaña de difusión de vídeos a través de las redes sociales en los que piden directamente al presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, que «no les cierre el bar».

a eliminación de las máquinas de tipo B de los bares que contempla la nueva ley del Juego que se está tramitando en Les Cortes supondrá, según esta plataforma liderada por Molina, «el cierre de muchos establecimientos y el despido de hasta 12.000 trabajadores».

Bajo el hashtag #XimoNoMeCierresElBar, propietarios y trabajadores del sector de la hostelería explican a Puig «que las máquinas de tipo B les permiten hacer frente a los pagos de alquiler, impuestos, personal…. y que sin estos ingresos será inviable mantener las puertas del bar abiertas».

Molina, en la presentación de la plataforma, ya se refirió a la sesión del próximo 10 de marzo de la Comisión de Economía de Les Corts en la que se debatirán las enmiendas de los partidos del Botánico con el fin de endurecer la ley, lo que Molina considera una condena para el sector.


Fuente: Las Provincias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba