Los hosteleros urgen a Puig medidas que eviten el cierre definitivo de 35.000 establecimientos

Solicitan un plan urgente de rescate del sector que evite la destrucción de 190.000 puestos de trabajo

El líder de SOS Hostelería, Fidel Molina, ha expresado hoy el malestar de los hosteleros valencianos ante la posibilidad de que el Gobierno de España mantenga la prohibición de abrir bares y restaurantes hasta la Navidad y ha pedido al presidente de la Generalitat Valenciana un plan urgente de rescate del sector que evite la destrucción de 190.000 puestos de trabajo. 

Molina ha lamentado “la falta de medidas de apoyo específico a este sector por parte del Gobierno de España” y ha pedido al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que “no condene a 35.000 establecimientos al cierre definitivo”.

En este sentido, Molina propone la creación inmediata de una mesa de diálogo en la que participen todas las administraciones y los representantes del sector en la que se estudien medidas que considera necesarias para salvar el sector.

El líder de los hosteleros valencianos pide a la Generalitat que estudie distintas posibilidades para que bares y restaurantes puedan reabrir sus puertas lo antes posible con medidas que garanticen la seguridad de trabajadores y clientes.

Molina considera que sin medidas de apoyo e impulso al sector, serán muy pocos los que puedan reabrir sus puertas cuando se levante el confinamiento.  En este sentido, y teniendo en cuenta “el panorama que nos dibuja el Gobierno, el sector necesita un plan urgente de rescate que contemple, como mínimo, la eliminación del IBI y la suspensión de la tasa de basuras y de terrazas a lo largo del año 2020 y 2021”.


Fuente: El Periòdic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba